Harley-Davidson®: Forever Young

La más pequeña de las motos Harley-Davidson® llega a tus manos para rodar plácidamente por la ciudad.
Tech   |  2015-09-04  Héctor Mañón



Harley-Davidson®
es una de las marcas americanas más reconocidas en todo  el mundo, y es que con 112 años de hacer motocicletas y tener millones de aficionados por todo el globo, es prácticamente imposible encontrar a alguien que no sepa de qué se trata. 

El estereotipo es clásico: un tipo de edad adulta —muchas veces jubilado— con tatuajes en el cuerpo, barba, look rudo, casco abierto  y que gusta de rodar y rodar por las carreteras acompañado de sus amigos que son iguales. No obstante, con el paso del tiempo hay muchos más jóvenes entusiastas de la marca que comienzan su afición desde temprano.Hasta hace algunos años, la marca también se había visto estancada en términos de tecnología, utilizando los mismos motores de toda la vida y sin recurrir a avances ya indispensables en ese tipo de motos grandes como el ABS y toda la electrónica. Ahora, Harley-Davidson® ha dado un giro completo para ponerse al día con las demás marcas  de motocicletas, aunque está claro que su participación siempre ha sido súper fuerte  en los mercados, no sólo en tecnología, sino poniendo la vista en otros segmentos como el de los principiantes y jóvenes fanáticos de las motos que cada día son más en el mundo.



Es así como nace la nueva motocicleta Harley® Street®750, el primer modelo totalmente nuevo desde hace 14 años. Como su nombre lo dice, está orientada a un uso más citadino que el resto de sus motos, y gracias a su precio más asequible, también funciona como modelo de entrada a la marca.

Para empezar, la motocicleta Street®750 es mucho más angosta, baja y liviana que, por ejemplo, la moto Sportster®883 —que antes funcionaba como el modelo más pequeño—, con un nuevo chasís desarrollado exclusivamente en el que gana un radio de giro más cerrado y una posición de manejo más erguida en la que los pies se encuentran prácticamente a la misma altura del asiento y no echados para adelante como es característico en Harley-Davidson®. Después está el motor, también un desarrollo completamente nuevo pues en lugar de ser enfriado por aire como había sido tradición en las motos Harley®, es enfriado por líquido. Esto significa que cuenta con un radiador al frente que le ayuda a controlar la temperatura del motor cuando no se está avanzando —léase una muy común situación de ciudad—. La fuente de poder denominada Revolution X™ es de dos cilindros en “V” colocados a 90° como en el resto de las motocicletas Harley® y está disponible en dos capacidades volumétricas de 500cc y 750cc, aunque a México únicamente llegará  esta última. La transmisión es de seis velocidades, mientras que la entrega final se realiza mediante una banda dentada para mayor suavidad al usarse todos los días. Una vez más, para cumplir con la promesa de ser una moto Harley® para el tránsito citadino, la entrega de torque del motor es más plana, manteniendo el momento de fuerza en la parte baja del tacómetro para hacerla más ágil y “respondona” en las maniobras de baja velocidad.

La altura del asiento respecto al piso es bastante baja para que prácticamente cualquiera se sienta seguro al circular con ella pues los pies alcanzan el piso sin problema.



Pudimos convivir unos días con la moto Street®750, usándola para todos nuestros recorridos y nos pareció que Harley® dio en  el clavo en cuanto a ergonomía y puesta a punto de la suspensión —suave pero no demasiado— y del motor, que entrega una aceleración constante a través de todo el rango de revoluciones a las que puede girar el mismo pero mucho torque en la parte baja, algo que también beneficia al consumo de combustible pues con un tanque de 13.1 L, se logran cerca de 250 km de rendimiento si no se acelera tanto.

¿Qué hay del característico sonido? Bueno, pues al ser un motor enfriado por líquido, todo cambia y el ruido patentado —sí, el sonido de las motocicletas Harley® está registrado y protegido para evitar copias—  no se hace presente en la moto Street®750. 

En su lugar, encontramos un sonido grave menos mecánico y bastante silencioso —con  el escape de serie— que se vuelve mucho más cómodo para todos en la calle, tanto para el que viene manejando como para los demás automovilistas con los que se tiene que com- partir la avenida. Eso sí, hay que decirlo, mejoró muchísimo la percepción de calor  proveniente del motor gracias a este radiador enfriado por líquido, pero el escape pasa  muy cerca del pedal derecho y sí puede llegar  a pasar calor al pie.

La sensación de calidad es inferior a lo  que nos tenía acostumbrados la marca pues algunos cables y plásticos de los controles a la vista no tienen la mejor presentación, con todo y que la motocicleta Street®750 que llega a nuestro país proviene de la fábrica de Kansas City en Estados Unidos y no de India, como lo hace para muchos mercados en el mundo. La calidad es muy buena, pero sí se nota que fue fabricada con un presupuesto más justo que las otras. Aunque, bueno, volvemos a resaltar que es un modelo de entrada a la marca para las nuevas generaciones.

Para terminar, la motocicleta Street®750 2015 cuenta con muchísimos accesorios para personalizarla a tu gusto. Esto lo retoma del resto de las motos Harley® y puedes darle una apariencia completamente distinta a como sale de fábrica, claro, sin perder la garantía.

Tags: Harley-Davidson® , motos
Foto: Santalupe y Roberto Mañón/ Modelo: Judith Lara