SOBREPASAR LA PERFECCIÓN

El 911 de Porsche celebra 50 años con el mejor ejemplar de la historia.
Hombre Maxim   |  2016-03-10  Héctor Mañón

El éxito de la marca Porsche empezó con el veterano 356, un deportivo creado por Ferdinand “Ferry” Porsche, hijo del genio que fundó la compañía —cuya historia podrás leer en la página 14—. Tuvo una gran aceptación en Europa y en Estados Unidos, pero a principios de los años 60, la compañía tenía que dar un giro y presentar un modelo nuevo más potente, espacioso y cómodo para reemplazarlo. Es así como el nieto de Ferdinand Porsche, conocido como Ferdinand “Butzi” Porsche, bocetó el que se convertiría en uno de los autos más reconocidos y longevos, el Porsche 911.

El “Nueve-once” se distinguía por utilizar un motor de seis cilindros horizontales en lugar de uno de cuatro, como lo era en el 356, pero mantenía la ubicación del mismo por detrás del eje posterior —algo que también compartía con el veterano Volkswagen Sedán o Vocho—. Esto le daba una gran ventaja en cuanto a tracción se refiere, pues el peso del mismo motor ponía peso en las llantas traseras al acelerar. También le daba una gran desventaja en el manejo, pues la inercia del motor actuaba como martillo en la parte trasera, haciéndolo muy complicado de controlar.

Los años pasaron y el 911 cumplió 50 años de muchísima evolución. Se ha convertido en un auto emblemático, y del cual se desprende todo el resto de la gama de la marca —el diseño de Cayenne, Panamera, Boxster, Cayman y Macan fueron inspirados en el 911—. La historia de la marca está fuertemente sostenida en este modelo y es considerado una verdadera “vaca sagrada” de la marca de Stuttgart. Un dato interesante es que el 80% de todos los Porsche 911 producidos hasta la fecha (más de 800,000 unidades) siguen circulando por el mundo, esto es algo que ningún otro auto puede presumir y que lo hace icónico.

*Encuentra el artículo completo de este súper auto en nuestra edición "Íconos" de marzo.